martes, 5 de enero de 2016

Estudio sobre intolerancia y falta de generosidad de ninos educados religiosamente


Hoy fue publicado un artículo de la Universidad de Chicago titulado Religious upbringing associated with less altruism, study finds Esto es, de acuerdo a ese estudio, la educación religiosa está asociada con menos altruismo.

Siempre pensé que la virtud de la magnanimidad, esto es de la generosidad y liberalidad, era una virtud propia del cristianismo y por lo tanto, que estaba en los genes de esta religión y en la educación que se daba a los ninos cristianos.

Después de todo lo que he visto este último tiempo, estos resultados no me extranan. Es más, lo que yo veo a mi alrededor es que, lamentablemente, demasiadas veces, no es así. Especialmente, en sectores cristianos conservadores alemanes (no necesitan ni siquiera ser ultra conservadores) observo más bien todo lo contrario a la magnanimidad, a la generosidad, a la liberalidad, al altruismo.

El estudio fue realizado entre 1170 ninos entre 5 y 12 anos, de países tan dispares como Canadá, los EEUU, Jordania, Turquía, China y Sudáfrica. De ellos, 40% eran musulmanes, 25% cristianos y 27% ateos. judíos, hindúes y budistas, 8%. Sólo el número suficiente de ninos cristianos y musulmanes permite que ellos sean parte del experimento.

De acuerdo al estudio, cuánto más religiosamente sea educado un nino, menos generoso es. En general, los ninos ateos, resultaron más generosos al compartir los stickers del experimento (dictator game). En suma, los ninos educados religiosamente, resultaron menos propensos a compartir con los demás que los niños de familias no religiosas.

Esto sólo puede darnos vergüenza a los creyentes, preguntarnos qué estamos haciendo mal y corregirlo. Porque estamos convencidos que nuestra educación religiosa ayuda a los ninos a compartir y a ser generosos. Pero parece que no es tan así.

De partida, lo que yo veo -no lo dice el estudio de Chicago- es que los ninos educados "cristianamente" en Alemania, generalmente, son más propensos a compartir con los ninos de su misma religión o de su mismo color de piel. Es lamentable que sea así; aquello que aprendí en mi país de acuerdo a lo cual "hay que hacer el bien, sin mirar y quién", no se cumple mucho; especialmente, lo veo aún menos en sectores cristiano-conservadores.

Otro resultado del estudio es que una educación religiosa se asocia con tendencia más punitiva en respuesta a un comportamiento antisocial. En otras palabras, ninos educados religiosamente, son más intolerantes.

Asimismo y de acuerdo al estudio, mientras mayores sean los ninos, aumenta su altruismo.

Estos resultados están en desacuerdo con la percepción de los padres religiosos, que son más propensos que los padres no religiosos, a creer que sus hijos tienen un alto grado de empatía y de sensibilidad hacia el sufrimiento de los demás. Parece que no es así. Algo estamos haciendo mal; hay que pensar en qué y corregir.

Por último, si no somos capaces de eduacar a nuestros hijos en la generosidad y en la tolerancia, estamos traicionando loa idelase cristianos, traicionamos a Cristo mismo.


miércoles, 2 de diciembre de 2015

Dormir separados no es tan malo...


No, parece que no es tan malo y, en algunos casos, puede ser bueno ;)

La profesora de la Universidad de Bielefeld, Angelika Schlarb, psicóloga y psicoterapeuta, presentó en Mainz, en el encuentro más importante de los estudios del sueño en Alemania.

En primer lugar, aclara que el co-sleeping, en este caso, este dormir con la pareja, es algo relativamente reciente en la historia. Se impuso hace cerca de un siglo.

Dice que, en general, las mujeres dormimos peor que los hombres y tenemos más dificultades y trastornos del sueno que los hombres.

Las mujeres duermen con un partner significativamente peor que un hombre con una pareja.

La presencia de un partner se manifiesta positivamente en el sueño de un hombre y negativamente, en el de una mujer.

Muchas veces se piensa que el dormir separados no es bueno para la pareja. La profesora de Bielefeldt dice que eso no es así. Explica que se pueden implementar otros rituales (se refiere a relación sexual).

Dice que, si duermen separados y no se molestan mutuamente durante la noche, estarán mejor durante el día y su relación será mejor.

Que los jóvenes enamorados duerman subjetivamente mejor (objetivamente no es mejor, dice la profesora que es el resultado de estudios) se debe a que están felices, enamorados. claro ;)

Dice que las mujeres duermen mejor si, antes de dormir, hablan de lo ocurrido en el día con su partner o con otra persona cercana. Para los hombres, esto parece no tener gran importancia.

Hay causas objetivas que hacen que el sueño no sea bueno, como el síndrome de la obstrucción del sueño; pero el sistema de la máscara es tan ruidoso que es aún más perjudicial para un sueño tranquilo.

Los ronquidos son también un problema.

Les deseo a mis lectores y lectoras, felices suenos ;)

martes, 1 de septiembre de 2015

La carrera de Matt Woodrum


Pienso que así deberían ser los entrenadores y los companeros, siempre...! Dice el nino (parálisis cerebral) que estaba realmente agotado; pero que el ánimo de sus companeros y del entrenador fueron alentadores, esperanzadores para seguir corriendo y llegar hasta el final.

Ojalá podamos ver escenas así alguna vez en Alemania...

Entre paréntesis, la ideología de la nueva Derecha es una ideología de desprecio del más débil, especialmente de los discapacitados (ya un político de la AfD nos deleitó hace poco, con comentarios contra jóvenes con síndrome de down) hay que tener -también por esta causa- mucho ciudado con ella.



martes, 18 de agosto de 2015

Como NO hacer feliz ni a la mujer, ni al hombre


Es horrible, de lo peor que he visto...! Y sigue circulando en Internet y siguen compartiéndolo, incluso gente inteligente. Es una mentalidad animal y machista! Perdón, pero los hombres no son animales a los que les interese sólo comer y acostarse...! Este tipo de "pensamiento" es malo, tanto para el hombre como para la mujer... Es super perjudicial y, sobre todo, NO ES CIERTO...!

Leo que el autor es mexicano, con estudios en Espana (Salamanca), sorry, pero no me extrana... Y además fue director de colegios tanto en México, como en Colombia. Tampoco me extrana. Perdón, pero este NO es el mensaje cristiano.

 

lunes, 17 de agosto de 2015

Mamás que trabajan fuera de la casa tienen hijas más exitosas e hijos mejores maridos


La Univeridad de Harvard acaba de publicar un artículo que es comentado aquí: Working moms have more successful daughters and more caring sons, Harvard Business School study says

Recomiendo que leán el artículo y, si es posible, también el estudio (estadísticas de 24 países). Les adelanto las dos conclusiones proncipales: las hijas de mamás que trabajan fuera de la casa son más exitosas -profesionalmente y ganan mejores sueldos- que hijas de mamás que se quedaron en la casa.

Y, segundo: los hijos (hombres) de mamás que trabajan fuera de la casa, cuando son adultos y forman su propia familia, son más "caseros" y trabajan más en la casa y están más con su familia que aquellos que provienen de mamá que estuvo todo el tiempo en la casa.

Yo comprendo que el tema en Alemania es difícil. Que no hay familia grande que apoye con los ninos. Y que sí la hay, muchas veces, más parece un cuertel militar (sargentos que dan órdenes) que una familia amorosa y generosa.

También sé que los kindergarten aquí o no hay (en el occidente) o que no son de lo mejor. Es la consecuencia de décadas en que se consideraba que, en el mejor de los casos, los jardines infantiles eran simplemente lugares para guardar -en el mejor de los casos- entretener a los ninos y no para ensenarles.

Sé que la presión social y familiar porque la mamá se quede con los ninos, al menos hasta que entren al colegio es muy grande. Sobre todo en sectores burgueses (acomodados, ya que si la mujer trabaja lo ven como signo de que el marido "no gana lo suficiente") y en sectores cristianos (especial; pero no únicamente, en sectores protestantes evangelikales y católicos conservadores).

Creo que la situación en Alemania no es fácil. Sobre todo si eres mamá extranjera. Pero pienso que es bueno saber que no somos malas mamás, ni Rabenmutter, ni nada por el estilo si trabajamos fuera de la casa. Si no podemos hacerlo (idioma, no reconocimiento de título), al menos, podemos tener claro que tendremos que hay algo que debemos ofrecer a los ninos como si trabajáramos ;)

A mí me parece que una mamá que trabaja fuera de su casa y que lo hace con alegría e interés, tiene una vida mucho más llena de la que puede hacer participar a sus hijos. Y esto, en todas las circunstancias: cuando te va bien en el trabajo e incluso cuando tienes un problema. Es parte de su proceso de aprendizaje.

Si no estás todo el día, preocupándote sólo del trabajo doméstico, tendrás muchos más temas de los que hablar con tus ninos. Ayudas a desarrollar más sus potencialidades intelectuales.

Sobre el tema ninos hombres, probablemente, las mamás que trabajan fuera de la casa, tuvieron que ser apoyadas más por sus maridos y es posible que hayan compartido el trabajo doméstico y que, por esta razón, los ninos hombres tengan este correcto ideal masculino.

Finalmente, si no estás todo el día en la casa, tratas de que el tiempo en que lo estés, sea tiempo de calidad.