jueves, 29 de noviembre de 2007

Declaración de intenciones


Sí, somos distintos y no se nos puede pedir, ni menos aún exigir -como lamentablemente hacen algunos en la sociedad- educar a los chicos como si fueran 100% alemanes.

No, porque como se dice en Derecho romano, nadie da lo que no tiene o, en latín, nemo dat quod non habet.

Este blog -con la ayuda de los/las lectores/as- será un lugar de encuentro, porque los blogs no los hacen sus autores, sino, fundamentalmente sus lectores.

Pienso que, como no hay dos personas iguales, tampoco hay dos familias iguales. No, no se puede cortar a las personas, a las familias y a los niños con la misma tijera, hacerlo, es una injusticia (porque no se da a cada uno lo que le corresponde) sino que, además, no respeta la naturaleza.


2 comentarios:

Martín dijo...

Este comentario lo dejo sólo para inaugurar este nuevo y prometedor blog… =D Y comparto tu declaración de intenciones…

Marta Salazar dijo...

gracias querido Martín!